mayo 21, 2024

Metro Sports Teresa Juarez

Radio y Noticias en vivo

“Me voy con la tristeza de no haberles podido cumplir el sueño de la Séptima”

Jorge Almirón publicó una carta en su cuenta oficial de Instagram despidiéndose de todo Boca. El entrenador renunció a su cargo después de perder la final de la Copa Libertadores contra Fluminense en Río de Janeiro.

El otrora DT del Xeneize eligió una foto suya en el césped de La Bombonera y otra abrazado con Alan Varela, joven y talentoso mediocampista central vendido durante su gestión al Porto a cambio de 12,5 millones de dólares, para completar el mensaje que publicó cerca de las 15 horas del lunes en su cuenta de Instagram.

“Me voy con la tristeza de no haberles podido cumplir el sueño de la Séptima, pero con la tranquilidad de haberlo dado todo y de haber puesto a Boca nuevamente en una final de Copa Libertadores.

Agradezco a Román por la confianza depositada, al Consejo y a todos los que en el día a día nos acompañaron y trabajaron con nosotros. Y en especial a los jugadores, en estos siete meses jugamos un promedio de un partido cada cuatro días, y el esfuerzo, la entrega, el compromiso y la predisposición para con este proceso me llena de orgullo y satisfacción.

Nos tocó asumir en un contexto muy adverso, con jugadores cuestionados e insultados. Haber contribuido a que hoy esos mismos jugadores sean respetados, aplaudidos y hasta ovacionados es una de las satisfacciones más grandes. Ellos se merecen todo el cariño que la gente les demuestra.

Uno no se quiere ir nunca de un club como Boca, es una decisión muy dolorosa pero estoy convencido que era lo que el momento ameritaba. Me llevo para siempre en mi corazón el cariño diario que me brinda el hincha de Boca, ha sido para mí un orgullo dirigir a uno de los clubes más grandes del mundo.

Y por último, será imborrable la histórica movilización a Río y todos los momentos lindos que vivimos juntos. Sepan que estaré deseándoles siempre lo mejor. Gracias, fuerza y vamos Boca!”.

Cómo se enteraron los jugadores de su renuncia
Una vez finalizada la charla entre Román y el plantel xeneize, Almirón le pidió dialogar mano a mano mientras los jugadores dejaban Ezeiza. Allí fue cuando el director técnico le expresó su decisión de renunciar y le argumentó que no tenía las fuerzas para levantar al equipo tras el golpe contra el Flu, y que lo mejor era dejar el cargo.

Tras ese breve diálogo, la información empezó a trascender y a recorrer los diferentes portales de noticias, por lo que gran parte de la delegación de Boca se notificó de la renuncia de Almirón por los medios de comunicación y no por la propia boca de su entrenador, lo que no cayó bien internamente.