mayo 21, 2024

Metro Sports Teresa Juarez

Radio y Noticias en vivo

La fiesta estuvo en las tribunas

Talleres y Belgrano de Córdoba igualaron esta noche sin goles, en el clásico disputado ante unos 57.000 espectadores en el estadio Mario Alberto Kempes, que fue válido por la 7ma. fecha de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

Los arqueros de ambos equipos, Guido Herrera y Nahuel Losada, tuvieron intervenciones claves que impidieron las caídas de sus vallas por lo que se mantuvo la paridad en el marcador.

Los dos elencos cordobeses con este punto alcanzaron las 11 unidades cada uno, puntaje con el que la ‘T’ se queda en el quinto lugar de la zona A, mientras que los de barrio Alberdi siguen como escoltas de Independiente en el otro grupo, y además mantienen la condición de invictos.

En la tabla anual los ‘tallarines’ con 61 unidades se mantienen en la segunda colocación con buenas chances de clasificar a la Copa Libertadores, en tanto que los ‘celestes’ con 47 puntos están duodécimos y se ilusionan con alcanzar puestos de clasificación a Copa Sudamericana.

En la vibrante noche cordobesa, un mejor despliegue tuvo el elenco de Javier Gandolfi en el primer tiempo, con unos minutos iniciales en los que mostró una importante superioridad, generando además acciones que le permitieron llegar con claridad al arco visitante, pero la figura de Nahuel Losada se impuso cada vez que fue llamado a intervenir.

La más clara la tuvo el hoy delantero Valentín Depietri, pero a los 12 minutos no supo cómo definir cuando quedó frente a frente con Losada, que tapó el remate, en el final de una buena jugada encabezada por Ramón Sosa y Rodrigo Garro.

Un tiro del lateral chileno Alex Ibacache, que se fue desviado por el palo izquierdo de Guido Herrera, fue la única aproximación para el elenco de Guillermo Farré en esos primeros 45 minutos.

Aunque con el correr del tiempo el ‘celeste’ encontró algo de equilibrio con los siempre rendidores Santiago Longo y Ulises Sánchez, que pelearon en la mitad de cancha y sacaron algo de presión de su defensa.

Para contener la potencia y velocidad del paraguayo Sosa en el sector izquierdo del ataque de la ‘T’, el ‘pirata’ en varias ocasiones tuvo que acudir a infracciones que dejaron amonestados y condicionados a tres de sus cuatro defensores (Barinaga, Rébola y Godoy) en media de hora de juego.

Un tiro libre de Garro que sacó al córner Losada tras una gran estirada y un cabezazo apenas desviado del defensor Lucas Suárez fueron otras oportunidades de real peligro que tuvo la ‘T’ para desnivelar en la primera mitad.

Siguió siendo mejor Talleres en el complemento, siempre intenso con Garro por el medio, Sosa por izquierda y Nicolás Vallejo por derecha, pero no encontraba claridad en el toque final.

La ‘B’ se refugiaba bien cerca de su arco y salía de contra como principal arma de ataque, y por esa vía tuvo la más clara de la noche con un remate de larga distancia de Sánchez, que alcanzó a tapar Guido Herrera, la pelota dio en el palo y cruzó por toda la línea del arco para salir por el otro lado al córner.

Los que sí tuvieron su fiesta fueron los hinchas, que en el estadio fueron todos de Talleres y que protagonizaron un recibimiento histórico que busca ser homologado como récord Guinness, ya que flamearon 50.000 banderas blancas y azules entre las tribunas.

En tanto que los ‘piratas’ armaron una verdadera en la siesta de barrio Alberdi, cuando fueron a despedir con un banderazo a sus jugadores cuando salieron del Hotel Quinto Centenario rumbo al Kempes, con una masiva concurrencia que colmó varias cuadras del Bv. Duarte Quirós.

Tras el clásico, ambos equipos cordobeses se verán las caras con los grandes del país, porque el domingo próximo Talleres visita a River y el martes 10 de este mes Belgrano recibirá a Boca en su estadio, por la 8va fecha de la Copa de la Liga.