Compartir

El neerlandés de Red Bull superó en la última vuelta al inglés de Mercedes. Venció en Yas Marina y terminó con el reinado del británico, que no pudo lograr su octava corona y superar a Michael Schumacher. Es el primer título de Honda como motorista desde Ayrton Senna con McLaren en 1991

La temporada 2021 de la Fórmula 1 llegó a su fin. El Gran Premio de Abu Dhabi fue el escenario de una definición infartante donde Max Verstappen (Red Bull) ganó la carrera y es el nuevo campeón luego de una gran pelea contra Lewis Hamilton (Mercedes) en la última vuelta. El neerlandés tuvo vida gracias al auto de seguridad en el final que le permitió reducir diferencias con el inglés y en el mano a mano prevaleció por sus gomas blandas que puso en la neutralización.

Verstappen partió desde la pole positions, pero Hamilton largó mejor y saltó al liderazgo. En los primeros metros hubo una maniobra polémica donde al llegar a una curva a la izquierda, Verstappen intentó superar a Hamilton, pero llegó pasado, lo dejó sin pista al británico, que tuvo que seguir por la ex externa de la pista. El equipo Red Bull reclamó ante los comisarios deportivos, pero éstos no sancionaron al británico porque consideraron que el neerlandés lo dejó sin espacio en la pista para doblar y se vio forzado a cortar camino por la extensión del asfalto.

Luego Hamilton sacó una diferencia mayor al segundo y le impidió a Verstappen quedar en zona de DRS (N. de la R: el sistema que permite una mejor entrada de aire en el alerón trasero y mayor velocidad al auto que viene detrás, pero se habilita a menos de un segundo de diferencia entre los dos pilotos) y el corredor de Mercedes pudo mantener el liderazgo que en la décima vuelta fue de 2,2 segundos.

El ritmo del W12 de Hamilton fue notable ya que empezó a romper los relojes y a marcar récords de vuelta a pesar de tener gomas medias y que Verstappen no pudo darle caza más allá de sus neumáticos blandos (tienen mejor adherencia en pista) que en la previa le iban a dar mejor velocidad, pero una mayor degradación en la pista.

En el giro 12º el desgaste del caucho en el auto de Verstappen continuó y por radio exclamó ¡“Estoy sufriendo con el neumático trasero!” Por eso dos rondas más tarde efectuó su parada (2,2 segundos) y puso gomas duras. El equipo austriaco apostó -en ese momento- a una sola detención en la competencia.

En tanto que Hamilton hizo lo propio una vuelta más tarde (también puso el compuesto duro) y cuando volvió a pista quedó segundo detrás de Sergio “Checo” Pérez (Red Bull), mientras que Verstappen fue cuarto y detrás de Carlos Sainz (Ferrari), a quien superó en la vuelta 18ª.

En el giro 20º hubo una gran lucha entre Checo Pérez y Hamilton en la que el mexicano hizo una gran defensa del liderazgo sobre el inglés, que en la vuelta siguiente pudo sobrepasarlo, aunque con un reclamo por radio donde esgrimió “manejo peligroso” del latinoamericano. Por esta pelea Verstappen recortó las diferencias, pero su compañero de equipo se detuvo en los boxes y el neerlandés quedó segundo.

Promediando la carrera la diferencia Hamilton le sacó 2,9 segundos a Verstappen que no tuvo la chance de superarlo. Ambos tuvieron un desgaste similar de sus neumáticos duros, solo separados por una vuelta respecto de sus paradas en los boxes. Más tarde la competencia entró en una meseta en la lucha por la punta pues en la 33ª ronda la distancia entre Hamilton y Verstappen fue de 5,6 segundos.

En el giro 36º hubo un auto de seguridad virtual para retirar el Alfa Romeo de Antonio Giovinazzi y con esa neutralización se detuvo Verstappen a quien le pusieron gomas duras, lo mismo que Checo Pérez. La estrategia de Red Bull es que en las vueltas restantes Max pueda reducir la diferencia (16,9 segundos tras la segunda detención) con Lewis aprovechando sus neumáticos nuevos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here