Compartir

El gol llegó a los 24 minutos de la etapa inicial con la fórmula boliviana que tanto complicó a la Argentina. Un centro de Chumacero y un testazo de Moreno Martins fueron suficientes para que el conjunto del altiplano celebre el 1 a 0. La distracción de Martínez Quarta y la constante pasividad de Armani representaron algunas razones del tanto local.

Antes del descanso, una aparición de Lionel Messi estuvo cerca de concretar la igualdad. El mejor jugador del mundo probó con un disparo que se desvió en un defensor y el suspenso invadió al estadio, dado que la pelota se fue al córner. Y de ese tiro de esquina el astro del Barcelona se asoció con Paredes, para que el platinado le pegue de primera y reviente el poste izquierdo. El sonido metálico dejó el sinsabor de lo que hubiera significado el empate en el cierre del primer tiempo. Sin dudas, el recurso de la media distancia era la herramienta más punzante.

Sin embargo, el grito de desahogo se dio a través de una corajeada de Lautaro Martínez. El delantero del Inter se adueñó de una pelota y a pura potencia festejó el 1 a 1 para llevar tranquilidad a los camarines. Sin brillo, pero con mucha efectividad, el máximo artillero en la era Scaloni volvía a celebrar en la red.

El ingreso de Joaquín Correa por Lucas Ocampos renovó el poco oxígeno que tenían en la ofensiva la Albiceleste. El hombre de la Lazio molestó a la última línea boliviana y en una de sus primeras intervenciones generó una infracción al borde del área que Messi no consiguió capitalizar.

Y la justicia llegó después de otra obra improvisada por Leo. Otra vez Messi en su función de creador, habilitó a Lautaro Martínez para que la figura del Inter extienda el juego hacia Correa, quien concretó la maravillosa genialidad con un remate imposible para el ex Boca. El suspenso que impuso la revisión de los jueces del VAR aportó una cuota de dramatismo en un encuentro que tuvo de todo.

Argentina volvió a ganar después de 15 años en La Paz y sumó su segundo triunfo consecutivo en el inicio del camino hacia la Copa del Mundo. La doble fecha fue más que productiva para la delegación de Scaloni, que ya piensa en sus próximos compromisos frente a Paraguay y Perú. Si bien todavía falta mucho, el comienzo fue prometedor ante dos rivales de menor jerarquía. La idea del cuerpo técnico es ir de menor a mayor. Y por el momento lo está consiguiendo.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here