Compartir

Tras la hazaña conseguida ante Nueva Zelanda hace un par de semanas y el último empate contra Australia, suena repetitivo enumerar todo lo que debieron afrontar el plantel de jugadores dirigido por Mario Ledesma en la previa de este Tres Naciones que se encuentran disputando en Oceanía. La poca competencia que tuvieron, la incógnita -que aún se mantiene- sobre el futuro del equipo argentino en el Súper Rugby, las semanas que debieron entrenarse por su cuenta en sus casas….

Lo primero que habría que marcar es que el resultado, cualquiera que sea, no importa: Los Pumas ya están viviendo uno de los momentos más ricos y más importantes de su historia con lo que consiguieron estas últimas semanas. Sin embargo, si uno ve la tabla del torneo de países más importante del hemisferio sur, es imposible no ilusionarse.

Este sábado, desde las 5.45 de la madrugada (hora argentina), Los Pumas se medirán ante los All Blacks en el McDonald Jones Stadium de Newcastle y, en caso de que no se vuelva a repetir el batacazo del último enfrentamiento, los argentinos deberán evitar que su adversario sume punto bonus ofensivo -cuando se gana por 3 tries o más de diferencia-. Eso lo dejaría bien parado de cara al último compromiso, frente a Australia el sábado 5 de diciembre, en el mismo horario y en el Bankwest Stadium de Parramatta, en el que una victoria serviría para alzar la copa.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here