Compartir

Con gol de Marcelo Díaz, la Academia se impuso por 1-0 ante el Rojo cuando tenía dos jugadores menos que su rival. En el elenco local vieron la tarjeta roja Gabriel Arias y Leonardo Sigali, mientras que en la visita fueron echados Cecilio Domínguez y Lucas Romero

Racing consiguió quedarse con el clásico de Avellaneda de una manera tan heroica como impensada. La Academia superó por 1-0 a Independiente cuando tenía dos jugadores menos en un partido que tuvo cuatro expulsados en total.

Bajo un colorido marco que desplegó el público del elenco blanquiceleste, el equipo dirigido por Sebastián Beccacece fue superior a su rival en los primeros minutos del encuentro. Los dueños de casa se encontraron con un adversario que lo dejó avanzar en el campo y que dejó varios espacios en la mitad de la cancha. Fue así que por medio de sus atacantes, con Lisandro López como estandarte, el local asechó en varias oportunidades el arco defendido por Martín Campaña.

Un tiro libre de Matías Rojas fue la primera gran chance de peligro que tuvo Racing pero el portero de Independiente voló contra su palo izquierdo y consiguió despejar el remate.

Minutos más tarde, el elenco de Lucas Pusineri contó con su única oportunidad gracias a una jugada individual de Leandro Fernández. El delantero recibió el balón sobre el costado izquierdo del campo, enganchó para adentro y se perfiló para rematar de derecha, pero su disparo salió apenas desviado.

El mejor nivel del local se vió promediando la mitad de los primeros 45 minutos. Walter Montoya avanzó con la pelota por la banda derecha y sacó un potente disparo de media distancia que se estrelló contra el travesaño de Campaña y evitó así lo que podría haber sido el primer gol del cotejo. Instantes después, Licha recibió un pase filtrado dentro del área y definió de zurda ante la salida del guardameta pero sin puntería.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here