Compartir

La frase fue pronunciada por Rodolfo D’Onofrio en medio de los festejos por el primer aniversario de la victoria de River ante Boca en Madrid, en la final de la Copa Libertadores 2018: “Con la venta de Exequiel Palacios, no tendríamos la necesidad de negociar a otro jugador”. Así, el deseo de Marcelo Gallardo de conservar a la casi totalidad del plantel no corre riesgos, pero tampoco hay que descartar la posibilidad de que en los próximos días sea vendido algún otro jugador. ¿Por qué? Porque el interés desde el exterior por Ignacio Fernández y por Lucas Martínez Quarta es muy fuerte y en breve habrá novedades por ellos.

Desde la cúpula dirigencial de River reconocieron a Infobae que “no hay que descartar” la posibilidad de que Martínez Quarta sea vendido al Inter de Milán ahora pero que recién se vaya al club italiano a mitad de año. El Inter estaría dispuesto a pagar una suma cercana a los 18.000.000 de euros limpios por su pase y, en ese caso, River no pondría reparos en negociarlo a futuro, porque para esa posición tiene como alternativas al chileno Paulo Díaz y al paraguayo Robert Rojas.

En principio, Nacho Fernández y Martínez Quarta son los nombres más seriamente buscados del plantel, más allá de que desde diferentes clubes del mundo realizan sondeos por futbolistas como Gonzalo Montiel (Inter de Italia), Enzo Pérez (Gremio), Juan Fernando Quintero (Chicago Fire de Estados Unidos), Nicolás De La Cruz (Manchester City), Lucas Pratto (clubes brasileños y chinos) y Rafael Borré (Everton de Inglaterra).

En enero deberán regresar al club de sus préstamos cuatro futbolistas: Augusto Batalla, Marcelo Larrondo (ambos están en Unión La Calera de Chile), Iván Rossi (Colo Colo) y Tomás Andrade (Atlético Paranaense). ¿Qué pasará con ellos? “Gallardo ya nos dijo que no los tendrá en cuenta”, agregó la misma fuente dirigencial.

Por otro lado, Jorge Moreira se quedará en Portland Timbers, de la MLS, al menos hasta junio del año próximo ya que River aceptó extender el préstamo por seis meses (finalizaba el 31 de diciembre) a cambio de que el equipo estadounidense se haga cargo de su contrato (ya había pagado 100.000 dólares por la cesión). A mitad de 2020, los Timbers tendrán la chance de comprar la mitad de su pase en 1.500.000 dólares.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here