Compartir

Por el Grupo G de la Copa Sudamericana, y ya sin chances, Talleres goleó 4-1 a Emelec en Ecuador. La derrota de local (1-0) ante Red Bull Bragantino, por la quinta y penúltima fecha, dejó a los cordobeses sin opciones de pelear por el único boleto de la llave, aunque se despidieron con una sonrisa.

El equipo visitante se puso en ventaja cuando a los 14 minutos Carlos Auzqui mandó un preciso tiro libre desde la izquierda y el lateral Enzo Díaz ingresó de frente, se desprendió de la marca, y de cabeza acomodó el balón junto al palo izquierdo de Pedro Ortiz y puso el 1 a 0.

Luego llegaron dos tantos más del conjunto del Cacique Medina. Primero un buen desborde por izquierda de José Romero, que sacó el centro para la llegada de Auzqui, que empalmó de volea la pelota y concretó un golazo, y fue el propio Auzqui quien minutos más tarde escaló por derecha y con un pase filtrado habilitó a Ángelo Martino, que entró por el medio y empujó al gol.

Los cordobeses bajaron el ritmo en el complemento y administraron bien las acciones, ante un elenco local que no encontró los caminos para alcanzar el descuento. Recién a los 28 minutos con un preciso tiro libre ejecutado por Sebastián Rodríguez los ecuatorianos consiguieron el descuento.

A falta de ocho minutos apareció Juan Cruz Komar en el medio del área rival tras un córner desde la izquierda y se dio el gusto de convertir el tanto decisivo en los pocos minutos que estuvo en cancha.

Así los dirigidos por Medina se despidieron con una sonrisa de la temporada, en la que fueron protagonistas de la Copa de la Liga donde quedaron eliminados en los cuartos de final ante Colón, y tuvieron buenos pasajes de juego en esta competencia. Además espera en octavos de final de la Copa Argentina por Estudiantes de Río Cuarto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here