Compartir

El equipo argentino de handball perdió 25 a 23 en el estadio Nacional de Yoyogi. Si bien a la Albiceleste le queda un compromiso con España, ya no tiene posibilidades de acceder a los cuartos de final del torneo

Los Gladiadores afrontan algo más que un clásico. Además del orgullo, la eterna rivalidad y la honorabilidad, el seleccionado argentino de handball perdió 25-23 ante Brasil y se le terminó el sueño de avanzar a los cuartos de final de los Juegos Olímpicos que se disputan en Tokio.

Las derrotas con Francia (33-27), Alemania (33-25) y Noruega (27-23) pusieron al representativo albiceleste contra las cuerdas frente a un rival que también cayó en sus tres primeras presentaciones (27-24 con el elenco escandinavo, 34-29 contra los galos y 32-25 con España). Por lo tanto, el duelo sudamericano se presentó como un mata mata, dado que el que el perdedor selló su despedida de la cita internacional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here