Compartir

La temporada 2018/2019 de la Liga Nacional de Básquet coronó al campeón: en el estadio Roberto Pando de Boedo, San Lorenzo venció a Instituto por 79 a 71 y se quedó con el título por cuarta vez consecutiva, luego de ganar la serie 4-3, en una final muy disputada.

Hacía 19 temporadas que una definición no llegaba al séptimo partido, y el «Ciclón» y la «Gloria» ofrecieron una batalla intensa, a la altura de las circunstancias y de lo que marcaron sus posiciones en la fase regular (terminaron en la primera y segunda ubicación).

Llegaron al encuentro decisivo sin robarse la localía: el conjunto azulgrana había triunfado en los dos primeros cruces en su hogar, y en Córdoba se impuso Instituto. Luego, ganaron un partido cada uno. San Lorenzo había eliminado a Ferro en las semifinales (triunfo 3-1), mientras que los conducidos por Facundo Müller habían barrido en tres juegos a Ciclista Olímpico.

El entrenador del campeón, Gonzalo García que se había consagrado bicampeón de la Liga de las Américas en abril, luego de ganarle a Guaros de Venezuela, señaló a segundos de la consagración: «Estoy muy contento. Instituto es un equipo durísimo y sabíamos que sería complicado porque nos costó mucho entrar en ritmo sobretodo en los playoffs».

Sobre las razones de un nuevo título, aseguró: «acá hay tipos muy ganadores y tuvimos la cabeza fuerte y defendimos bien».

Por su parte, Marcelo Tinelli vicepresidente del club y artífice fundamental de este «San Lorenzo básquet» dijo: «Fue una liga muy pareja y sobretodo en las finales. Llegamos a esta instancia con el corazón y es buenismo que en la semana de la vuelta a Boedo pase esto».

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here