Compartir

En las semifinales de la Copa Mundial de fútbol femenino se enfrentaron Inglaterra y Estados Unidos, dos de las mejores selecciones del certamen. Y en ese contexto, la estrella norteamericana Alex Morgan, que celebraba su 30 cumpleaños el día del partido, decidió festejar el gol de la victoria con una celebración que provocó una ofensa e hizo estallar una polémica.

En el minuto 31, con el 1-1 en el marcador, Morgan anotó un gol de cabeza que sería definitivo para el resultado del encuentro.  Un vez que el balón tocó la red salió a celebrar y finalizó su eufórica carrera por el césped parándose y llevando los dedos a la boca simulando que se tomaba una taza de té.

LAS RAZONES DEL FESTEJO DE ALEX MORGAN

Hubo muchos interpretaciones por su celebración pero en general fue un gesto que cayó mal en tierras británicas. Por ejemplo, tras el partido, la inglesa Lianne Sanderson recriminó a Morgan por su gesto. «Creo que esta noche podía esperar que Alex lograra un gol… pero no estoy tan contenta con esa celebración. Puedo equivocarme pero creo que se refiere a que jugaba contra Inglaterra y que en Inglaterra nos encanta el té… es algo con lo que estamos conectados en mi país, así que creo que es un poco d El presentador inglés Piers Morgan también se mostró furiosos en las redes sociales e invitó al equipo inglés a hacer «que estos yankis engreídos se ahoguen» con el té.esagradable», disparó.

 

Lo cierto es que varios medios británicos asociaron el gesto de la delantera norteamericana con el histórico 4 de julio, el Día de la Independencia de Estados Unidos, que comenzó justamente a fines de 1773 con la famosa ‘Boston Tea Party’. Los ingleses comenzaron a cobrar mayores impuestos a los americanos por la compra del té y generó que un grupo de colonos disfrazados de indios arroje al mar la carga de té de tres buques británicos, derivando al final de la historia en un precedente de la Guerra de Independencia de Estados Unidos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here