Compartir

Son tiempos de cambios en San Lorenzo. Tras la temporada decepcionante en la que no se consiguió avanzar a la fase final de la Copa de la Liga, y tampoco se lograron los objetivos en la Libertadores, Sudamericana ni Copa Argentina, Leandro Romagnoli había asumido como director técnico interino para ocupar el cargo que había dejado vacante Diego Dabove.

Con Marcelo Tinelli de licencia como presidente del club, el primero en llegar al Ciclón fue Mauro Cetto, quien eligió a Paolo Montero para refundar un equipo que estuvo muy por debajo de las expectativas. Las internas y los malos resultados acompañaron las salidas del Beto Acosta y el Pipi, quienes no formarán parte del nuevo proyecto.

“Leandro Romagnoli y Alberto Acosta, quienes venían desempeñándose en la Secretaría Técnica de Fútbol, finalizaron su vínculo laboral con San Lorenzo. Para ambos, ídolos eternos del club, ¡La gratitud de siempre y los mejores deseos para su futuro!”, publicó la entidad porteña en un breve comunicado que se leyó en sus canales oficiales de las redes sociales.

Por otro lado, Mauro Cetto aseguró que el delantero Franco Di Santo, pretendido por Boca, solo se irá de la institución “por un monto importante” y lo consideró “de los mejores” atacantes del país. “Hubo contactos de Boca por Di Santo, pero no hubo acuerdo. Es de los mejores delanteros del fútbol argentino. Si se va, es por un monto importante”, indicó el nuevo manager en declaraciones brindadas a FM Late 93.1.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here