Compartir

A alrededor de las 9, Paulo Díaz pisó suelo argentino para completar los últimos requisitos antes de convertirse definitivamente en futbolista de River. El defensor, de 25 años, que puede ocupar todos los puestos de la defensa, se mostró «feliz» de estar en Buenos Aires e inmediatamente se trasladó al centro médico donde se realizó la revisión. Y por la tarde, acompañado del presidete Rodolfo D’Onofrio, firmó su contrato por cuatro años con el club, con una elevada cláusula de salida: 20 millones de dólares.

Se trata del único refuerzo del conjunto de Núñez en el mercado de pases, pero pieza clave para el entrenador Marcelo Gallardo, quien insistió para sumarlo a pesar de las oscilaciones en las negociaciones y lo consiguió luego de que su equipo avanzara a los cuartos de final de la Copa Libertadores, tras vencer a Cruzeiro por penales.

Tras una serie de idas y vuelta con el Al-Ahli de Arabia Saudita, institución que no quería desprenderse del futbolista ex San Lorenzo, River compró el 70% del pase en una cifra superior a los 3.000.000 de dólares. Su arribo le aporta al «Muñeco» varias soluciones. Puede oficiar de reemplazante de Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola o Rober Rojas en la zaga, es capaz de desempeñarse de lateral derecho si no está Montiel, y hasta tiene experiencia como marcador de punta izquierdo, aunque no lo favorezca el perfil.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here