Compartir

La cicatriz que dejó la derrota con Brasil en las semifinales de la Copa América aún se mantiene abierta. El dolor no mermó y los protagonistas que se sintieron afectados por el arbitraje y los métodos que se aplicaron en la utilización del VAR aseguran que se fijó una clara tendencia a favor del equipo local.

«Nos sentíamos fuertes. Estábamos tan unidos que creíamos que podíamos hacer historia», dijo Rodrigo De Paul en diálogo con 90 Minutos y remarcó que su postura es la misma que la de Messi, quien denunció una presunta red de corrupción dentro de la Conmebol: «Yo estoy con Leo, es nuestro capitán. Creo que fuimos perjudicados, porque pasaron cosas muy extrañas. Nunca sentí algo así en una cancha. Sentíamos que no podíamos atacar, porque cada vez que teníamos la pelota el juez volvía la jugada para atrás y se la daba a Brasil».

a entrevista telefónica que brindó en el programa de Fox Sports continuó bajo la misma sintonía, en la que la figura del Udinese argumentó la postura de la delegación albiceleste. «Sentíamos que el arco nos quedaba lejos, y así y todo le generamos más de diez situaciones de gol. Si no pasaba lo que pasó con el árbitro, creo que jugábamos la final», aseguró el hombre que se convirtió en uno de los protagonistas principales del combinado nacional.

«Estuvo el presidente de Brasil y en el entretiempo salió a saludar a la gente. Fue todo bastante raro. Por suerte quedó todo expuesto con esos dos penales, porque si no pasaban no hubiera quedado todo tan claro. Desde el primer minuto nos sentimos así, cuando Firmino agarró la pelota estando 2 metros adelantado y el línea tardó en levantar la bandera. A los 5 minutos nos amonestaron a Nico Tagliafico y ellos cometieron 3 ó 4 foules que no los amonestaron», continuó De Paul.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here