Compartir

Lanús quedó eliminado de la Copa Sudamericana y su victoria 4-1 frente a La Equidad fue apenas un consuelo. El Granate dependía de una derrota de Gremio, el sólido líder del Grupo H, que venció 5-2 a Aragua y se clasificó para los octavos de final. Cabe recordar que este año se cambió el formato y sólo sigue el ganador de la zona, mérito que consiguieron los brasileños una fecha antes del final por triunfar en los cinco partidos que jugaron.

El equipo de Luis Zubeldía fue más que el elenco colombiano y cumplió con lo que debió hacer, pero dependió del resultado de los gaúchos que siguen demostrando por qué son los mejores del grupo. Fue en el epílogo de la etapa inicial que el conjunto bonaerense abrió el marcador con el inoxidable José Sand.

En el complemento siguió el dominio del Granate y amplió la diferencia con los tantos de Lautaro Acosta, a los 6 minutos, y otro de Sand, a los 14. El control continuó a pesar del descuento de lo colombianos, a los 32 minutos de Diego Herazo.

El cuarto y último tanto del local convertido por Pedro de la Vega, a los 34, adornó la goleada de Lanús que si bien no pudo cumplir con el objetivo, dejó una buena imagen en la penúltima fecha.

En el cierre de la zona El Granate recibirá al Aragua de Venezuela buscando seguir con buenos resultados en el certamen internacional a pesar de que ya no tiene chances en el mismo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here