Compartir

El equipo brasileño mostró su mejor versión en el segundo tiempo y sacó ventaja a partir del mediocampista ex Millonario, que luego fue expulsado. Así y todo, el Millonario hizo figura al arquero Éverson

River Plate tropezó como local en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores: perdió 1-0 ante Atlético Mineiro, que celebró con el gol de Nacho Fernández, ex figura del elenco dirigido por Marcelo Gallardo. El miércoles 18 de agosto, deberá revertir la serie en Belo Horizonte para aspirar a avanzar a semifinales.

La Banda, sin Matías Suárez (fue al banco tras reponerse de la lesión muscular) ni Montiel (con un desgarro, pero además ya transferido al Sevilla), apostó a la presión extendida habitual. Además, conocedor Gallardo de que enfrenta a un rival que ofrece pocos espacios, instruyó a los suyos a mover el balón y los hombres, buscando la precisión en velocidad que rompiera la telaraña visitante.

Mineiro, compacto como el local, con las líneas pegadas en 35/40 metros, no salió con pelotazos, excepto en situaciones forzosas. Y, cuando pudo, buscó a Nacho Fernández para que clarificara las acciones. La concentración y el orden exhibidos le restó imaginación a su rival, en un encuentro que se disputó con mucha dinámica de ambas partes, con la intensidad que exige un cruce que ofrece pasaje a las semifinales del máximo certamen continental.

En este contexto, la posición indescifrable de Álvarez y las proyecciones de Angileri resultaron las mejores cartas de ataque del dueño de casa. A los 23 minutos, el ex Godoy Cruz avanzó por la izquierda y, cuando advirtió el hueco, remató y sacudió el travesaño. A los 30, Martínez, a la salida de una pelota parada, conectó con pericia y un roce evitó la caída de la valla de O Galo. Tal vez, adoleció de cambio de ritmo en los últimos metros para romper. Y a los 43, el citado Álvarez se filtró en el área, definió cruzado y tapó el arquero Éverson.

Mineiro, en tanto, contó con una oportunidad muy clara: a los 36, Vargas le dejó el esférico de taco a Zaracho en el borde del área: el ex volante de Racing lanzó cruzado, sin puntería.

Pero a los 13′ del complemento llegó el golpe de los de Belo Horizonte. Y la herida fue profunda, dado que el gol lo hizo Ignacio Fernández. El mediocampista profundizó para zaracho, quien mandó el centro pasado. Hulk la bajó de cabeza, y Nacho firmó la ley del ex.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here