Compartir

Quizás no fue fue la mejor actuación de Giannis Antetokounmpo en estas Finales de la NBA pero el jugador griego fue el protagonista de una fenomenal acción defensiva que resultó vital para la victoria de Milwaukee Bucks por 109-103 ante los Phoenix Suns en el cuarto juego de la serie, que está ahora igualada 2-2 y que seguirá este sábado en Arizona.

Antetokounmpo sufrió mucho durante el partido, estuvo alejado del aro por la defensa de los Suns, pero fue el autor de un bloqueo en un momento clave del partido para encarrilar la segunda victoria consecutiva de su equipo, en lo que fue el primer partido apretado de estas Finales.

“Queríamos esto desesperadamente, y el equipo lo demostró esta noche”, indicó Antetokounmpo, quien aportó 26 puntos, 14 rebotes y ocho asistencias. Su racha de partidos con 40 tantos o más quedó truncada pero su aporte fue mayúsculo.

Sobre el cierre del encuentro, Phoenix ganaba por dos puntos a 2:30 minutos del final. Khris Middleton, de estupendo cierre de partido (anotó 40 puntos, incluidos 10 seguidos durante la recta final), logró poner a Milwaukee en ventaja por 101-99, cuando restaban 1:28 minutos.

Parecía que los Suns igualarían el pleito con un pase elevado de Devin Booker que cayó en las manos del pívot Deandre Ayton. Pero emergió la figura de Antetokounmpo para tapar el disparo y lo festejarlo eufóricamente con el público que acudió al Fiserv Forum. “Fue un bloqueo de elite”, consideró su compañero Jrue Holiday, base de Milwaukee.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here