Compartir

Y Luis Scola toma una decisión que incluye otra. Una previsible, no jugar más al básquet. Y la otra, un hallazgo: ser directivo y en Italia, en este caso CEO de Varese, su último club. Está claro igual que las determinaciones del ex capitán del seleccionado no sorprenden y tienen que ver mucho con su forma de pensar. Por un lado, el mítico basquetbolista argentino, tal vez el más importante en la historia de nuestro seleccionado –no sólo por lo que logró sino por haber jugado sin interrupciones entre 1999 y 2021, con un gran compromiso fuera y dentro del campo-, ya estaba cansado de todo lo que significa ser jugador. Luifa ama entrenarse, estar en forma, los desafíos, pero a la vez se sentía agotado por esa rutina y, en especial, notaba dos cosas: que no era el mismo, sobre todo cuando debía recuperarse en la semana y, por otro lado, que necesitaba tiempo para él, para su lado B; y sobre todo para dedicarse a su familia, a su esposa Patricia y los cuatro hijos, Tiago, Tomás, Matías y Lucas.

Hoy Varese confirmó la noticia de forma muy escueta. “Es un orgullo para Varese anunciar un nuevo ingreso a la Junta Directiva: se trata de Luis Scola, quien ocupará el cargo de CEO del club rojiblanco. Esta incorporación embellece y consolida el tejido de gestión de esta organización y tiene como objetivos que sus estrategias operativas para el futuro sean cada vez más sólidas”, difundió en un comunicado, que aclara que el argentino será presentado públicamente este miércoles.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here