Compartir

Para acostumbrarse al calor y la humedad en Japón, el plantel se entrenó con 52° en un gimnasio y 40° en el sauna.

Si lo que mata es la humedad en Buenos Aires, en Japón, con la exigencia del Mundial de Rugby, te muele a palos. Y como no hay que dejar nada librado a la suerte, Los Pumas viajaron preparados, o al menos con el cuerpo que experimentó las sensaciones propias de un país donde, si los acompaña el juego, estarán unos 50 días. La idea es que la memoria genere una adaptación tal para bancarse los 30 y pico de grados promedio y la humedad mínima del 80% que diariamente golpea sin piedad.

¿Qué hicieron? Básicamente, dos estímulos incluidos en los entrenamientos, pero con la temperatura como agregado. El plantel se metió en un gimnasio de 10 por 10 metros, totalmente cerrado, al que aclimataron con 52° C. La idea era realizar diferentes ejercicios físicos con pausas para la hidratación. Así durante una hora por turno.

La otra actividad fue someterse a varias sesiones largas de sauna, con 40° C durante 50 minutos, cuando en realidad se sugiere no pasar el cuarto de hora.

“Estuvo muy bueno, de paso se fortalece un poco la cabeza. Nuestros especialistas piensan que era lo mejor para la adaptación, así que bienvenido sea. Probablemente ahora estemos mas adaptados”, aseguró el tercera línea Juan Manuel Leguizamón.

 

¿Cómo estará el tiempo para el debut ante Francia? El pronóstico indica que este sábado a las 16.15 (las 4.15 de la Argentina) no hará calor, se sentirán unos 23° C, pero porque probablemente llueva. Entonces, lo que matará, como se indicó al principio, será la humedad, lo cual generará que la pelota sea un “jabón” y no se pueda manejar con precisión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here