Compartir

El combinado argentino se impuso por 29 a 19 frente a Los Wallabies, pero luego tuvieron una derrota lógica ante Nueva Zelanda por 35 a 14. Esta noche, buscarán el pasaje a cuartos ante Corea del Sur

Las selecciones de Fiyi, vigente campeona olímpica, Nueva Zelanda y Sudáfrica parten como favoritas para el torneo masculino de rugby 7 de los Juegos de Tokio-2020, mientras que Argentina está expectante y con un primer objetivo de salir viva del durísimo Grupo de la Muerte.

Los fiyianos tienen una explosión y manejo de pelota que les hace siempre peligrosísimos en esta modalidad de rugby mucho menos trabada que el tradicional rugby XV. Así lo demostraron en su debut, con una victoria sobre Japón por 24 a 19.

Pero los All Blacks, actuales campeones del mundo y ganadores del último circuito mundial, tienen todas las herramientas para ahogar el juego ágil de los fiyianos y quitarles el oro de Río-2016. Lo mismo que los Springboks sudafricanos, bronce en tierra brasileña.

Lo destacado pasó en el Grupo A, donde los neozelandeses, eliminados en cuartos de final en Río, humillaron a Corea del Sur con un contundente 50 a 5, mientras que Los Pumas sorprendieron a los australianos al adjudicarse el triunfo por 29 a 19 en su primera presentación.

El equipo dirigido por Santiago Gómez Cora, quien hoy cumple 43 años, resolvió –prácticamente- el pleito en el primer tiempo, en donde edificó un contundente 24-0 para los 7 minutos iniciales.

Sucesivos tries de Lucio Cinti, Matías Osadczuk, Marcos Moneta e Ignacio Mendy, más dos conversiones aportadas por Santiago Mare, le permitieron al elenco albiceleste mostrar una imagen por demás sólida.

En la segunda parte, en tanto, el técnico buscó darle aire a los relevos y el equipo se desajustó ligeramente. Los australianos se acercaron en la pizarra con sendos apoyos en el ingoal de Josh Turner (2) y Samu Kerevi. Además, Maurice Longbottom consiguió dos conversiones y dejó el marcador 19-24, a falta de 25 segundos.

En la jugada final del partido, Lautaro Bazán Vélez corrió y voló hacia el try para decretar una ventaja de 10 (29-19), que puede servir para eventuales diferencias de tantos.

A priori, un grupo durísimo y denominado ‘el de la muerte’, pero en el seno de los albicelestes prefieren pensar que es mejor enfrentar a los gigantes al principio, cuando todavía no están muy aceitados, y al mismo tiempo asegurarse no estar en un eventual cruce en la siguiente instancia.

“Es un fixture complicado, todos son difíciles, pero si apuntamos a jugar por una medalla, sacarte potencias de encima en la zona o evitar cruzarte en un cuarto de final es bueno”, declaró el entrenador Santiago Gómez Cora en la previa. “Pensándolo por ese lado, nos sacaríamos a Nueva Zelanda y a Fiyi, y si nos clasificamos como segundo mejor tercero los cruzaríamos en zona de medalla, que son los dos grandes candidatos”, analizó.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here