Compartir

El argentino, protagonista estelar de la gran novela del mercado de pases, no tendrá lugar en Inter y espera una resolución. Su prioridad es quedarse en Italia y jugar en el Bianconeri, pero necesita que se hagan dos transferencias.

Mauro Icardi tiene dos cuestiones claras: la primera es que no contará con un espacio en el nuevo Inter que planea Antonio Conte y la segunda es que tiene como prioridad permanecer en Italia. Su principal objetivo es jugar en Juventus, pero para eso debe esperar que en Turín resuelvan dos cuestiones.

Según informa La Gazzetta Dello Sport, es necesario que se concreten las ventas de Mario Mandzukic y un delantero más (¿Gonzalo Higuaín?) para que el Bianconeri acelere finalmente por la contratación del argentino, tasado por la dirigencia del Nerazzurri en más de 70 millones de euros.

Después de su disputa con el club por no renovar el contrato y la pelea con el DT Luciano Spalletti por negarse a un viaje, el rosarino de 26 años -también pretendido por Roma y Napoli- perdió la capitanía y pasó un largo tiempo sin jugar. Ahora dejó la pretemporada, sabe que no tendrá chances y hasta le quitaron la camiseta número 9 para que la use Romelu Lukaku, el nuevo refuerzo.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here