Compartir

Se viene un partido clave para la selección argentina en la Copa América de Brasil: en la segunda fecha del Grupo A se medirá con Uruguay en el clásico del Río de la Plata. Ante un rival histórico y de fuste, el conjunto albiceleste buscará sumar de a tres puntos por primera vez en el certamen y empezar a encaminar la clasificación para los cuartos de final. Para ello, el entrenador Lionel Scaloni probó dos variantes para choque con la celeste.

En el entrenamiento de esta tarde en el predio de Ezeiza, el defensor Cristian Romero trabajó a la par de sus compañeros y se perfila para regresar como titular en lugar de Lucas Martínez Quarta. Cuti integró el equipo titular que puso hoy el DT: el cordobés se muestra recuperado de la sobrecarga muscular que sufrió en la cara posterior del muslo derecho durante el partido ante Colombia en Barraquilla por Eliminatorias, donde convirtió su primer gol en el combinado argentino.

El ensayo en la cancha fue para ratificar la confianza que el entrenador tiene en el futbolista surgido de Belgrano de Córdoba y que ahora juega en el Atalanta de la Serie A de Italia. Si no exhibe problemas físicos, Romero será titular ante los charrúas.

El otro interrogante de Scaloni radica en el posible cuidado a Nicolás González. El ex jugador de Argentinos Juniors disputó los últimos dos partidos del conjunto albiceleste, el mencionado frente a los cafeteros (2-2) y el debut en la Copa América ante Chile (otro empate, esta vez 1-1). El delantero del Stuttgart de Alemania, si bien falló en la definición ante los trasandinos, se ganó la consideración del entrenador y viene siendo una fija en el once inicial.

Sin embargo, en el cuerpo técnico estudian la chance de darle descanso a Nico para no sobreexigirlo, ya que en solo 72 horas estará el tercero y penúltimo encuentro de la zona ante Paraguay, donde puede llegar a definirse el pase a la próxima instancia. Por eso, en la práctica de fútbol fue reemplazado por Ángel Di María, quien ingresó por Giovani Lo Celso en el juego contra Chile y jugó 24 minutos.

Luego del primer partido en el certamen y el regreso al país, se especuló con una posible línea de cinco en el fondo. El cambio de esquema se basó en que Uruguay juega con dos delanteros fuertes. Por ello, en Ezeiza evaluaron la posibilidad de apostar a dos centrales sobre Luis Suárez y Edinson Cavani y un tercero que quede libre. Aunque esa alternativa no prosperaría y se mantendría el dibujo con cuatro defensores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here