Compartir

Emiliano Vecchio marcó un golazo para el Canalla, que en el primer partido se llevó un valioso empate de Venezuela. Jugará en la siguiente instancia contra el Bragantino de Brasil

Rosario Central es el único equipo argentino que sigue en la Copa Sudamericana. En el partido de vuelta por los octavos de final, con un golazo de Emiliano Vecchio, venció 1-0 a Deportivo Táchira en el Gigante de Arroyito. Tras el empaté 2-2 en Venezuela, el Canalla abrochó su clasificación. El duelo contó con el arbitraje del uruguayo Daniel Fedorczuk.

Para fortuna de Cristian González, entrenador del elenco rosarino, pudo volver a tener a disposición al capitán Vecchio que se recuperó de un desgarro en el isquiotibial. Por otro lado, la gran ausencia fue la del delantero Marco Ruben que se contagió de coronavirus y se sumó a Jorge Broun que tampoco pudo estar presente.

A los 7 minutos Central avisó con un remate desde afuera del área de Lautaro Blanco que pasó cerca. Los locales estuvieron más cerca de abrir el marcador y en la pelota parada tuvieron la llave con la pegada de Vecchio.

En el primer cuarto de hora el conjunto dirigido por el Kily González fue superior al venezolano y fue un aviso del trámite que se dio en los 90 minutos. En ese comienzo tuvo dos llegadas con Diego Zabala, que no pudo convertir, tampoco con el mexicano Luca Martínez Dupuy, cuya llegada más clara fue a los 35 minutos cuando el arquero Cristopher Varela evitó el primer gol del cotejo.

Hasta que a los 42 minutos Central abrió el marcador con un golazo de Vecchio, que llegó gambeteando, luego con un amague dejó en el camino a un defensor y al arquero, y definió de zurda.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here