Compartir

Solamente tres equipos pasaron las primeras seis fechas de un torneo local sin recibir goles. Primero fue Racing en 1966, luego siguió Vélez en el Clausura 1993 y ahora, 26 años después, lo logró Boca para ser líder en la Superliga.

El Xeneize encontró una garantía con Esteban Andrada en el arco (suma 959 minutos oficiales al hilo sin recibir tantos) y firmó un gran arranque de campeonato. Sin brillo desde el juego, pero con seguridad en el fondo.

Los dirigidos por Gustavo Alfaro igualaron 0-0 con Huracán en el debut, hilvanaron tres triunfos contra Patronato (2-0), Aldosivi (2-0) y Banfield (1-0), no se sacaron diferencias con River (0-0) y finalmente superaron por la mínima a Estudiantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here