Compartir

La selección argentina de básquet, que está invicta e ilusionada con subirse al podio del Mundial de China, se enfrenta este martes en Dongguan, en los cuartos de final, a la poderosa Serbia, que cayó ante España pero es una de las máximas candidatas al título.

El equipo de Sergio Hernández está invicto y se clasificó primera del Grupo B con puntuación ideal, al superar a Corea del Sur (95-69), Nigeria (94-81) y Rusia (69-61). En la siguiente fase, superó a Venezuela (87-67) y Polonia (91-65).

El combinado nacional tuvo en duda para este torneo hasta último minuto a una de sus figuras, Facundo Campazzo, por un esguince en el tobillo derecho. Sin embargo, el jugador del Real Madrid se recuperó y se convirtió en uno de los jugadores más valiosos del equipo.

El base no es el único motivo de ilusión dentro del plantel: Luis Scola, que se convirtió en el segundo máximo anotador en la historia de los Mundiales, Patricio Garino, Gabriel Deck y Marcos Delía, están teniendo un extraordinario certamen.

El partido ante los serbios se jugará este martes a las 19.00, hora local, (8:00 hora Argentina) en Dongguan y será televisado por TyC Sports y la Televisión Pública Argentina. En semifinales, el rival será Estados Unidos o Francia, mientras que por la otra llave estarán los duelos de España-Polonia y República Checa-Australia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here