Compartir

Se conoció un presupuesto preliminar de lo que debería desembolsar Red Bull para reparar el coche o recuperar los elementos que se puedan y ponerlos en un nuevo chasis. Sigue la polémica y el jefe de Mercedes defendió a su piloto

El incidente del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, donde Lewis Hamilton (Mercedes) lo tocó a Max Verstappen (Red Bull), quien terminó chocando contra las defensas, sigue dando tela para cortar. Lejos de aplacarse la polémica, sigue creciendo y pasaron las horas para empezar a analizar un tema clave, que puede ser bisagra en la lucha del campeonato: qué pasará con el coche del neerlandés, que quedó muy dañado y su rendimiento será una incógnita.

Los pilotos son muy celosos de sus autos porque lograr una óptima puesta a punto y sentirse cómodos al volante lleva tiempo. Más en una situación donde se está peleando un campeonato y uno de F1, nada menos. El monoposto de Max, el RB16 B, rindió a la perfección en las nueve primeras fechas y lo que duró en la pista el pasado fin de semana.

“Max volverá a subirse al RB16B en Hungría, además está muy motivado”, agregó Marko. Sobre el costo que demandará poner el auto en pista, aseguró que “tal y como están las cosas, alrededor de tres cuartos de millón de euros (750 mil euros / 882 mil dólares)”. La cantidad variará en función del estado en el que se encuentren el motor cuando pase una inspección mucho más rigurosa en la fábrica: “La situación aún no se ha aclarado completamente, no sabemos si está bien o no”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here