Compartir

El Consejo de Fútbol pretende que se ponga a punto y pasarle la pelota a Battaglia para que defina su convocatoria en los próximos partidos

Pasó su partida a Colombia casi sin avisar. Pasó la estadía con días extras. Pasó el mercado de pases. Pasó el regreso con aislamiento de una semana. Y pasó la vuelta a los entrenamientos, entre fuego cruzado con el Consejo de Fútbol. Lo que todavía no está claro si pasará o no es si Sebastián Villa será considerado de cara a los próximos partidos de Boca Juniors por el cuerpo técnico liderado por Sebastián Battaglia.

Ante su ausencia, el Xeneize consiguió buenos resultados y rendimiento de la mano del reemplazante de Miguel Ángel Russo. Y para muchos, equipo que gana, no se toca. Sin embargo en Ezeiza tienen más que claro el potencial futbolístico del colombiano. No por nada Juan Román Riquelme lo señaló hace unos meses como el futbolista más destacado del fútbol argentino

Pero mucha agua corrió bajo el puente desde aquella declaración del vicepresidente del club de la Ribera. Hoy la realidad marca que Villa tendrá que ponerse a punto en lo físico y futbolístico después de atravesar un extenso parate por motu propio. Y que correrá de atrás para ganarle el puesto a algunos compañeros que vienen haciendo las cosas bien en la cancha. El Boca de Battaglia se quitó de encima la villadependencia de la que abusó el de Russo en algún momento y aprendió a valerse sin una de sus figuras.

Desde el entorno del futbolista de 25 años afirman que ya cambió el chip: de la pretensión de ser transferido al Brujas de Bélgica en el último mercado tras la eliminación del equipo en la Copa Libertadores a motivarse otra vez para ganarse un lugar entre los once. Ahora quiere volver a ser. Trascendió que Villa dialogó con sus compañeros antes de reencontrarse en los trabajos; es una incógnita cómo será su relación con el Consejo de ahora en más.

Por su parte, desde el CDF aseguran que no se meterán en el vestuario de Battaglia, pero está claro que bajarán línea en un caso que pasó a manos del Departamento de Legales. Jorge Bermúdez compartió la decepción que sintió por la actitud que tomó su compatriota. Riquelme fue contundente: “Le faltó el respeto al club, a los compañeros y a la camiseta”.

Battaglia, probablemente a la espera de directivas de Román y compañía antes de regresar de Rosario tras la última victoria ante Central, se refirió a la reinserción de Villa al grupo: “No sé nada todavía, seguramente se sumará a sus actividades pero no sabemos cómo sigue. Es jugador del club hoy, entonces se tiene que presentar a entrenar y a ponerse bien físicamente”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here