Compartir

Del encuentro participaron Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Deportes, Matías Lammens, el presidente de la Cámara de diputados, Sergio Massa, y el presidente de la Confederación Sudamericana, Alejandro Domínguez. Volverán a hablar en 48 horas

Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Deportes, Matías Lammens, y el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, y Sergio Massa, titular de la Cámara de diputados, se reunieron para definir si la Argentina será la única sede la Copa América.

Según pudo confirmar Infobae, los representantes del Gobierno le presentaron a las autoridades del fútbol “protocolos muy duros” para poder organizar el torneo en la Argentina. Además, el Presidente adelantó que se tomará 48 horas para tomar la decisión si el país será única sede o si otro distrito reemplazará a Colombia.

El torneo, que comienza el 13 de junio, iba a ser organizado en conjunto por Colombia y Argentina, que se iban a repartir la organización. Sin embargo, la situación social y sanitaria que atraviesa el país cafetero llevó a su Gobierno a pedir el aplazamiento de la competencia.

Una semana atrás, la Conmebol confirmó a través de un comunicado oficial que desistía de la idea de postergar la Copa América y que Colombia, finalmente, no iba a formar parte de la organización. A partir de ese momento quedó abierta la puerta para que Argentina sea el único organizador.

“Les expusimos los protocolos necesarios y los diferentes cuidados que se proyectan. Se llevaron el tema para analizar y nosotros nos quedamos con su propuesta. Próximamente quedará todo definido”, le indicó a Infobae una fuente con acceso al contenido del cónclave, que se desarrolló en la Quinta de Olivos.

Domínguez hizo un viaje relámpago desde Paraguay para estar en la reunión. Viajó en un avión privado que lo depositó en Buenos Aires y que lo llevó a Asunción este mismo miércoles. Arribó al país exclusivamente para intentar resolver la organización de la Copa América.

En la Casa Rosada hay voluntad de que el certamen se realice en su totalidad en el país pese al complejo escenario sanitario. El Gobierno se tomará las próximas horas para evaluar el impacto de las medidas restrictivas que comenzaron el último fin de semana y observar el comportamiento de la curva de contagios que le permita trazar una proyección a corto plazo para determinar cuál será el escenario de la pandemia durante el desarrollo del torneo.

“Conmebol se tiene que comprometer a cumplir con los protocolos que tenemos. La organización de los partidos no implica demasiado movimiento de gente porque no hay público en las canchas”, aseguró un importante funcionario del gobierno nacional a Infobae.

Desde la Confederación Sudamericana aseguraron que de acá al viernes se resolverá si la Copa se jugará completamente en Argentina o si se sumará una plaza para reemplazar a Colombia.

Ante la determinación, aparecieron Chile, Uruguay y Paraguay como candidatos alternativos a quedarse con los partidos que le pertenecían a Colombia. En Asunción advierten que la resolución de Conmebol dependerá de la viabilidad del plan presentado por Argentina para albergar el certamen completo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here