Compartir

Federico Coria cayó esta tarde ante el francés Gael Monfils por 6-3, 6-2 y 6-2 y quedó eliminado en la ronda inicial del US Open, cuarto y último Grand Slam del año, que se lleva cabo sobre canchas de superficie de cemento en Nueva York, Estados Unidos.

El rosarino, situado en el puesto 62 del escalafón ecuménico del tenis, no pudo ante el talento del veterano Gael Monfils (20), otrora Top Ten del ranking mundial de la ATP. El primer set fue parejo en su comienzo, hasta que la Pantera ajustó su juego y no le dio chances a Coria, al que lo superó luego de 1 hora y 35 minutos de un dispar confortamiento.

El segundo y el tercer parcial, a pesar del entusiasmo y garra del Fefo, el europeo de 35 años desplegó todo su talento y aplastó al argentino, para avanzar a la segunda ronda del certamen.

Previamente, el azuleño Federico Delbonis, ubicado en el puesto 47 del ranking mundial, asumió un partido de alta complejidad en la cancha Louis Armstrong ante el canadiense Denis Shapovalov (10), quien lo superó claramente, gracias a su potencia, sus tiros precisos y la efectividad con el saque.

El norteamericano se quedó con la victoria en tres sets por 6-2, 6-2 y 6-3, luego de 1 hora y 50 minutos de enfrentamiento contra Delbonis, quien, de todos modos, pese a la derrota, está protagonizando una muy buena temporada y llegó al US Open como el mejor argentino del año.

Por último, la rosarina Nadia “Peque” Podoroska (37), también debutó con derrota frente a la belga Greet Minnen (104), una tenista que ingresó al torneo como “lucky loser” (perdedora afortunada) en reemplazo de la letona Jelena Ostapenko (29), campeona de Roland Garros en 2017 y con una lesión de último momento que la hizo bajarse del torneo. La rosarina cayó con parciales de 6-4, 1-6 y 6-3, luego de dos horas y 17 minutos de un irregular cotejo sobre la cancha número 5 del escenario neoyorquino.

La Peque argentina, de 24 años, no logró sentirse cómoda en ningún momento del encuentro, en donde la tenista europea prevaleció en base a una potente derecha. Solamente en el segundo parcial, Podoroska (quebró en dos ocasiones el servicio de la rival) se metió en partido y ejerció un ligero dominio, que se tradujo en un excesivo 6-1, a partir de lo que una y otra jugadora desarrollaron sobre los límites de la cancha.

En el tercer capítulo, Minnen se quedó con el saque de la rosarina en el sexto game (4-2) y a partir de ese instante se sintió ganadora, más allá de que le costó cerrar el compromiso, porque recién en el quinto ‘match point’ enhebró el objetivo. De este modo, Podoroska, semifinalista en la edición 2020 de Roland Garros, no pudo sortear el debut, tal como le ocurrió en el año 2016, cuando también quedó marginada en primera rueda, tras caer con la germana Annika Beck.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here