Compartir

En horas de tensión e incertidumbre en River con 22 jugadores contagiados de COVID-19, su próximo rival en la Copa Libertadores también tiene inconvenientes. Independiente Santa Fe publicó un escueto comunicado en el que informó que fueron confirmados cinco casos positivos, entre ellos tres futbolistas y otros dos integrantes del equipo de trabajo que acompaña al plantel. No dieron los nombres, pero afirmaron que todos ellos fueron aislados y la delegación que se traslade a la Argentina será nuevamente hisopada cuando pise Buenos aires.

“Luego de las pruebas diagnóstico COVID-19, realizadas el domingo 16 de mayo, como parte del protocolo de bioseguridad establecido por la Conmebol, los resultados arrojaron cinco casos positivos, tres jugadores, un integrante del cuerpo técnico y otra del área administrativa”, informa la gacetilla que fue publicada en su sitio oficial y en sus redes sociales.

“Las cinco personas ya se encuentran en aislamiento, y bajo la constante supervisión del departamento médico de la institución″, concluye la información, con fecha de este lunes.

Esta situación del conjunto cafetero se suma al complejo panorama que tiene el equipo que dirige Marcelo Gallardo, con 22 casos confirmados de coronavirus entre los jugadores, que sumados a los lesionados representan una parada difícil para el Millonario en un partido clave para conseguir la clasificación a los octavos de final, a la que accederán los dos primeros de la zona D.

El Muñeco y quienes lo acompañan en el cuerpo técnico buscan cómo armar un posible equipo para salir a la cancha este miércoles, que desde ya tendrá una cantidad limitada por todas las bajas que tiene. Por caso, tuvieron que recurrir al juvenil arquero Alan Díaz para medirse ante Boca en los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here