Compartir

La polaca Iga Swiatek, quien ocupa el puesto número 15 del ranking internacional y ostenta el título de Roland Garros del año pasado, aplastó a la checa Karolina Pliskova (novena en el escalafón mundial) en la final del Masters 1000 de Roma, con un contundente doble 6-0 en apenas 45 minutos.

A dos semanas de comenzar la defensa de su corona en la tierra batida parisina (se jugará del 30 de mayo al 13 de junio), la polaca de 19 años dio una exhibición para lograr el tercer título de su carrera.

La variedad de sus golpes y su agresividad sorprendieron a la checa, que disputaba su tercera final en tres años en Roma (victoria en 2019 y finalista en 2020). Sólo habían transcurrido veinte minutos cuando la joven Swiatek ya había ganado el primer set, con tres juegos en blanco con su servicio y solo cuatro puntos ganados por Pliskova.

En el tercer juego del segundo set, Pliskova marcaba sus primeros puntos con el saque de la polaca, e incluso tuvo dos pelotas de break para intentar ponerse con 2-1. Pero su rival, Swiatek, se recuperó y salvó su servicio. Fue el golpe de gracia para la antigua número uno mundial, que no olvidará este primer duelo con la estrella ascendente polaca.

Swiatek, que tendrá 20 años dentro de dos semanas (31 de mayo), había ganado en octubre pasado en Roland Garros, ante la sorpresa general, el primer torneo de su carrera. Se convirtió de ese modo en la primera polaca, entre hombres y mujeres, en ganar un trofeo de Grand Slam.

A principios de año, añadió a su palmarés el título en superficie dura de Adelaida, pero la tierra batida parece ser su predilecta, ya que en siete torneos sobre arcilla, ha llegado a tres finales, ganando dos.

Más tarde, el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, y el español Rafael Nadal (3), campeón nueve veces en el Foro Itálico, definirán el título del cuadro masculino que reparte 2,5 millones de euros en premios.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here