Compartir

Rosario Central empató sin goles con 12 de Octubre de Paraguay, en un encuentro jugado en el estadio de Banfield, en el sur del conurbano bonaerense, por la última fecha del grupo A, y se clasificó a los octavos de final de la Copa Sudamericana. El conjunto rosarino, que volvió a jugar de local en el estadio Florencio Sola por las restricciones que impone la pandemia de COVID-19 a los aeropuertos del interior, fue beneficiado por la goleada 3-0 de San Lorenzo sobre Huachipato, en Chile.

12 de Octubre sorprendió a Central en los minutos iniciales del primer tiempo con una presión alta en tres cuartos de cancha, que le permitió recuperar varias pelotas y llegar con peligro, como a los 9 minutos cuando Ojeda se quedó corto en la salida, Cáceres cortó en el medio y habilltó a Salinas, solo por la izquierda, quien remató cerca del segundo palo. El Canalla se apoderó de la pelota desde los 10 minutos y a los 12 Gamba lo dejó solo a Vecchio por el medio, pero éste pateó afuera desde una buena posición. El equipo rosarino volvió a llegar a los 32 minutos con un buen zurdazo de Ávila desde fuera del área, que el arquero Cardozo salvó hacia su izquierda.

El complemento fue otro partido porque Central sabía que se clasificaba con la victoria de San Lorenzo, entonces se dedicó a monopolizar la pelota entre su campo y la media cancha ante un rival que se dedicó a esperar y defenderse, y que casi no sacó réplicas. El delantero Marco Ruben le pegó de derecha a los 4 minutos y el arquero Cardozo salvó abajo, y a los 8 minutos el propio Ruben cabeceó en palomita, pero otra vez el golero guaraní salvó, ahora con su cuerpo.Central volvió a acercarse a los 37 minutos con una entrada de Zabala por la derecha, que pegó en el brazo derecho de Ayala, en un penal no sancionado por el uruguayo Matonte.

El local llegó a los 40′ con un córner corto de Vecchio al ingresado Torrent, por la derecha, que sacó un buen remate que Cardozo salvó al tiroi de esquina, en el primer palo. Así, Central se conformó con la clasificación asegurada, que constituye un reconocimiento al equipo del Kily González, que cambió a tiempo su forma de juego en el torneo local y que la consolidó en la Sudamericana, donde avanzó a la segunda fase por segunda vez en su historia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here