Compartir

Después de varias jornadas de acción en la Eurocopa, se pudo en marcha el Grupo de la Muerte con las dos últimas selecciones campeonas del mundo enfrentándose entre sí por la primera fecha del Grupo F y Francia fue la que festejó en su duelo ante Alemania en el Allianz Arena de Múnich.

Los primeros minutos se jugaron lejos de los arcos, aunque con mucha intensidad en el mediocampo en un duelo casi personal entre los volantes de jerarquía de ambos combinados.

A los 20 minutos Francia abrió el marcador en una acción que cambió radicalmente cuando Paul Pogba recibió solo con la cancha de frente e improvisó un pase tres dedos a la punta opuesta para permitir la llegada por sorpresa de Hernández. El lateral llegó hasta el fondo y lanzó el centro al medio para buscar a Kylian Mbappé, pero antes apareció Mats Hummels, que en su intento por rechazar el esférico, lo metió adentro de su propio arco.

Pese a este tanto, no hubo demasiadas emociones en la primera mitad, más allá de un cabezazo de Thomas Müller que se fue apenas afuera. Lo cierto es el seleccionado germano tuvo más la posesión del balón pero no supo cómo capitalizarla y falló en la elaboración de peligro. Mientras que Francia retrocedió algunos metros, incluso Antoine Griezmann pasó a jugar como mediocampista por izquierda, pero no pudo crear un contragolpe fructífero.

Con la victoria Francia respira y se ubica segunda en la zona por detrás de Portugal, por tener menor diferencia de gol. En la próxima jornada, los galos se medirán ante Hungría el sábado y Alemania deberá sumar ante el combinado luso, que hoy más temprano goleó 3-0 en Budapest con un doblete de Crristiano Ronaldo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here