Compartir

El equipo de Marcelo Gallardo derrotó 2-1 a los dirigidos por Sebastián Battaglia y quedó transitoriamente en la punta de la Liga Profesional hasta que juegue Talleres.

River derrotó 2-1 a Boca en el Superclásico de la Liga Profesional de Fútbol gracias a un doblete de Julián Álvarez en un estadio Monumental que lució casi repleto pese a la normativa del 50% del aforo permitido.

El equipo de Marcelo Gallardo ganó con dos goles del delantero a los 24 y 42 minutos de la primera parte y con este resultado River suma 30 puntos para ubicarse en lo más alto de la tabla de posiciones, pero deberá aguardar que Talleres, que tiene 29 puntos, no consiga un triunfo mañana ante Defensa y Justicia.

Los comandados por Sebastián Battaglia, que logró su único gol en tiempo de descuento tras un cabezazo de Carlos Zambrano, culminó el encuentro con diez jugadores debido a que a los 16 minutos de la primera etapa se fue expulsado el defensor Marcos Rojo, por doble amonestación

El encuentro fue entretenido en el primer tiempo debido a que ambos equipos salieron en búsqueda de la victoria y la primera chance fue para Boca, a los 8 minutos, cuando Cristian Pavón y Nicolás Orsini armaron una buena jugada de contraataque, pero el ex Lanús no pudo definir bien y el remate se fue desviado al córner.

Sobre los 16 minutos ocurrió una jugada que generó polémica debido a que Rojo fue expulsado tras recibir la segunda tarjeta amarilla en dos minutos: a los 14 fue amonestado por una infracción sobre Julián Álvarez, mientras que en la segunda le cometió una falta a Agustín Palavecino que el árbitro Fernando Rapallini consideró que era para amonestar.

Ante la expulsión, el técnico Sebastián Battaglia movió el banco y decidió sacar a Edwin Cardona para que entre Carlos Zambrano lo que le quitó a Boca la posibilidad de tener más juego.

En tanto, River seguía con su juego y así fue que logró abrir la cuenta. A los 24 minutos Julián Álvarez le ganó la pelota a Jorman Campuzano, se mandó por el medio y desde fuera del área por el medio sacó un remate fortísimo y colocó el balón en el medio del arco defendido por Agustín Rossi.

La respuesta de Boca fue tres minutos después. Tras un tiro libre de Cristian Pavón, Franco Armani despejó, la pelota le quedó a Luis Advíncula quien disparó y el balón se fue muy cerca por arriba del travesaño.

River tenía la pelota, la manejaba bien y Boca no podía hacerse del balón ni generar jugadas de peligro, mientras que una mala salida de Agustín Rossi, a los 42 minutos, le permitió al elenco de Marcelo Gallardo aumentar la cuenta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here