Compartir

El español se coronó campeón del Mundial de Resistencia (WEC) luego de que él y su equipo se llevasen el triunfo en la mítica carrera.

«Siempre hay que mantener la calma y, bueno, yo estaba contento y daba por buena la segunda posición que es la que nos merecimos en la pista y que nos daba el título; estaba tranquilo en el ‘motorhome’, ya me visteis ahí, que estaba comiendo; y de repente veíamos que el coche 7 empezaba a ir despacio, despacio…y fuimos corriendo al box a ver qué pasaba», manifestó Alonso.

«Vimos que tuvieron un doble pinchazo y eso te condena a acabar segundo; entonces, como digo, la suerte esta vez ha estado de nuestro lado, igual compramos un billete de lotería esta noche», bromeó.

De esta manera, el ex piloto de Fórmula 1 que en enero también se impuso las 24 Horas de Daytona, ganó en el mismo año las dos pruebas de un día más prestigiosas del mundo y certificó un título.

Alonso se retira entonces del WEC, un campeonato en el que no seguirá, con 198 puntos -41 más que el otro coche- y cinco triunfos: los que repitió en Spa y en Le Mans; y el de las 1.000 Millas de Sebring (al igual que Daytona, en Florida, EEUU); en espera de nuevos retos que, a falta de confirmación, le podrían llevar a disputar, en enero de 2020, el Rally Dakar, en Arabia Saudita.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here