Compartir

La fecha de fin de semana del básquet argentino contó con dos episodios lamentables por las sendas agresiones hacia los jueces. Uno ocurrió durante el juego entre Platense y Gimnasia de Chivilcoy por el Torneo Provincial, mientras que el otro fue en Reconquista con daños graves hacia un de los árbitros.

El más reciente se llevó el domingo por la noche donde Platense y Gimnasia de Chivilcoy se enfrentaron por la cuarta fecha de la segunda fase de la zona Sur del Torneo Provincial de Básquet. El momento de violencia se originó cuando José Luis Pappalardi, jugador del Lobo, intentó agredir físicamente al juez Andrés Álvarez por haberlo excluido del partido por dos faltas antideportiva.

Pappalardi primero le reprochó el accionar al árbitro y aunque amagó con abandonar la cancha, regresó en dos oportunidades. La tercera fue la que causó mayor tensión ya que el jugador de Gimnasia lo corrió por toda la cancha, saltó un cartel perimetral y lo siguió hasta los vestuarios. Como era de esperarse, el encuentro fue suspendido cuando el marcador estaba 53-46 para el local y con apenas 32 segundos disputados del último cuarto.

Ahora, habrá que aguardar cuál es la sanción que el Tribunal de Disciplina de la Federación de Básquetbol de la Provincia de Buenos Aires le aplicará al pivote.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here