Compartir

El finalista olímpico en el salto con garrocha de Río 2016 dio positivo a un control y se perderá la prueba que comenzará el próximo viernes

En las últimas horas de este jueves, el deporte argentino recibió una mala noticia desde Tokio. Germán Chiaraviglio, atleta que había clasificado para representar al país en el salto con garrocha, dio positivo de coronavirus y no podrá participar de los Juegos Olímpicos.

La clasificación de su prueba se desarrollará este sábado por la mañana en Japón, por ende, el santafesino no será de la partida y se perderá la chance de participar en su tercera experiencia olímpica. Chiaraviglio fue retirado de la Villa Olímpica junto a su histórico entrenador, Javier Benítez, quien también dio positivo de COVID-19. Ambos se encuentran bien de salud y estarán aislados por los próximos 10 días en un hotel de Tokio.

Al poco tiempo que se conoció la baja del finalista olímpico en Río 2016, fue el propio atleta el que utilizó su cuenta de Instagram para relatar el calvario que vivió desde que ingresó a la casa de los deportistas en Tokio 2020. “Se terminó Tokyo para mí!”, fue la primera frase que usó el santafesino para comenzar a explicar lo sucedido.

“Desde que llegué a la villa Olímpica, nunca llegué a ‘disfrutarla’. Desde el día 1, me avisaron que daba positivo de Covid en la muestra de saliva y eso derivaba en un aislamiento preventivo y un Hisopado PCR para contrastar. (La espera era de 3 horas). Luego recibía la hermosa noticia del resultado ‘NEGATIVO’ y me dejaban volver a hacer vida normal. Eso sucedió tres días seguidos, positivo de saliva, negativo de Hisopado. A esa altura ya me costaba dormir en la noche y vivía durante el día sabiendo que al otro día a la mañana me iban a llamar y nuevamente aislamiento. Hasta que el Miércoles 28 el Hisopado también dio positivo y ahí supe que todo se terminó”, relató Chiaraviglio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here