Compartir

La presencia de Lionel Messi en el banco de suplentes para ingresar en el segundo tiempo y que su lugar en el ataque del seleccionado argentino sea ocupado desde el arranque del partido ante Uruguay del viernes próximo por Paulo Dybala, fue el saldo de lo avizorado tras la primera jornada de trabajo que desarrolló este lunes el conjunto nacional bajo las órdenes de Lionel Scaloni en el predio de Ezeiza.

Este entrenamiento se desarrolló con la presencia de 34 de los 35 convocados, ya que Nicolás González no pudo viajar desde Italia hasta no contar con un PCR negativo, luego de que el 26 de octubre se le declarara un contagio de coronavirus. El resultado se conocerá este martes y allí se le abrirán o cerrarán las puertas al viaje del atacante de la Fiorentina.

Messi llegó a primera hora de la mañana a Ezeiza en su avión particular junto a sus compañeros de PSG, el también lesionado Leandro Paredes y Ángel Di María, pese a las molestias del director deportivo del club francés, el brasileño Leonardo, respecto del viaje de los dos primeros «porque están en proceso de recuperación de sus respectivas dolencias».

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here