Compartir

San Martín de Tucumán tuvo un arranque bárbaro y lo cerró con una defensa firme. Temperley mantuvo cierta tibieza en todos los 90 minutos y nunca estuvo cerca de empatarlo.

 

El tanto llegó rápido, a los 16 minutos de empezar el juego y los visitantes lo supieron aprovechar. Luego de una falta al borde del área, Marcelo Estigarribia tomó la batuta. El punta le dio con potencia y por un error de principiantes de la barrera gasolera que se abrió: la pelota se estampó contra la red.

 

El primer tiempo fue todo de los tucumanos. Fue muy superior a partir de la presión y la precisión de sus mediocampistas. El Gasolero que solo lograba algunas posesiones cortas, bien desactivadas por el Ciruja, se acomodó antes de irse al descanso pero sin generar peligro.

 

En el complemento San Martín se plantó bien defensivamente y lo cerró con mucha soltura. El arquero Federico Crivelli, con un par de tapadas, salvó a su equipo de que la ventaja no se estire. El Celeste se dio cuenta muy tarde de intentar buscar el empate pero siempre se topó con una pared rojiblanca.

 

San Martín ganó por 1 a 0 esta tarde a Temperley en el estadio Alfredo Beranger, por la fecha 13 de la Primera Nacional, extendió su buen momento y se metió nuevamente en la zona de clasificación.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here