Compartir

Kaio anotó el gol para el Peixe, que en el segundo tiempo fue superior y convirtió al arquero Sosa en la figura del Rojo. La semana próxima se juega la revancha en Avellaneda

La Copa Sudamericana no detiene su ritmo y durante la jornada de hoy se disputarán los tres encuentros que restan para la finalización de la ida de los octavos de final. Aunque muchas miradas se irán en el clásico uruguayo que protagonizarán Nacional y Peñarol, hubo como antesala un duelo entre dos instituciones con una muy rica historia. En el Estadio Urbano Caldeira, Santos venció 1-0 a Independiente. El árbitro fue el colombiano Wilmar Roldán.

Ambos arrancaron una lucha por la posesión por la pelota, pero sin claridad en los primeros minutos. A los diez Independiente tuvo un tiro de esquina que no generó peligro en el área brasileña cuya defensa llegó a despejar.

La respuesta de los locales tampoco fue clara con un remate de Marinho desde afuera del área que se fue muy arriba. Sin embargo, el extremo derecho con el correr de los minutos se transformó en el mejor del Santos.

Luego Independiente comenzó a generar un circuito por el lado derecho con Fabricio Bustos, Sebastián Palacios y Alan Velasco, que se acercó para asociarse. En el quite del mediocampo, empezó a destacarse Lucas Rodríguez.

A los 25 minutos hubo una del Rojo que generó zozobra en el fondo paulista a pesar de que no terminó en gol. Fue por un centro que no llegó a conectar Silvio Romero. De inmediato hubo una jugada similar con otro envío desde la derecha, que tampoco alcanzó el delantero cordobés.

En el amanecer del complemento avisó el Santos con un remate del lateral izquierdo Moraes, que pasó lejos. El local siguió con el acecho en el campo rojo y Marinho continuó siendo el generador del juego. Los primeros cinco minutos en los que Independiente no pudo respirar se terminaron con un tiro de esquina desaprovechado por el elenco paulista.

A los 53 minutos Sosa otra vez se vistió en héroe al tapar un mano a mano y luego repitió el arquero charrúa con un zurdazo de Marinho.

 

Dos minutos más tarde Sosa volvió a ser clave para evitar el gol local con una tapada providencial tras un cabezazo de Kaiky. El uruguayo en ese momento se convirtió en la figura de su equipo.

A los 58 minutos un tiro de Gabriel Pirani pasó cerca. El dominio del Santos fue claro en esos instantes y mereció ponerse en ventaja.

Fue a los 67 que Marinho metió una acróbata jugada y con una chilena intentó romper el cero. La pelota pasó cerca y Sosa estaba vencido.

Dos minutos más tarde llegó el tanto del local, que se veía venir. Vino un centro desde la derecha de Marinho, conectó Guilherme y Sosa volvió a responder, aunque el rebote lo capturó Kaio que puso en ventaja al Peixe.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here