Compartir

Se terminó el sueño para los tenistas argentinos en el US Open. Este domingo Diego Schwartzman cayó en octavos de final ante el neerlandés Botic Van de Zandschulp y se despidió del último Grand Slam del año, donde ya no quedan representantes albicelestes en el cuadro de singles.

El Peque no pudo ante el gran momento del europeo, que ocupa el puesto número 117° del ranking mundial y que se impuso por un claro marcador de 6-3, 6-4, 5-7, 5-7 y 6-1, en un partido que duró cuatro horas y 22 minutos. El de Villa Crespo había levantado dos match points en el cuarto set cuando su rival estaba 5-4 arriba, pero ese empujón anímico no le alcanzó para quedarse con el triunfo.

Schwartzman, que no había cedido un set en las tres primeras rondas, se vio superado por un rival que proviene de la fase clasificatoria y que, sin ningún título en su palmarés, ya ha dejado fuera a dos miembros del top-20 de la ATP (el anterior había sido el noruego Casper Ruud, en segunda ronda). El neerlandés ya había sido verdugo de otro argentino: en la instancia previa había derrotado al rosarino Facundo Bagnis y había impedido el duelo albiceleste.

El Peque, 14° del escalafón y undécimo favorito del certamen, previamente había eliminado al lituano Ricardas Berankis (96°, por 7-5, 6-3 y 6-3), al sudafricano Kevin Anderson (77°, 7-6, 6-3 y 6-4) y al eslovaco Alex Molcan. El tenista de 29 años no pudo igualar sus mejores actuaciones en el abierto estadounidense, que fueron acceder a los cuartos de final de las ediciones de 2017 y 2019.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here