Compartir

“Es frustrante y doloroso no poder conseguir tus metas, pero dolería mucho más no poder intentarlo”.

Con esa frase, Juan Martín Del Potro anunció en las últimas semanas que no tiene pensado bajar los brazos y que seguirá adelante en su lucha por regresar al circuito profesional. Hoy dio un nuevo paso hacia adelante, al participar de un partido exhibición.

El escenario elegido fue el US Open, un lugar que le es especial al tenista argentino. Allí conquistó su único Grand Slam en 2009, tras superar en la final al suizo Roger Federer.

La Torre de Tandil, de 32 años, saltó a una de las canchas del Abierto de Estados Unidos para disfrutar del escenario de uno de sus torneos favoritos y enfrentarse ante una leyenda de este deporte como John McEnroe.

En una de las canchas auxiliares del predio peloteó junto a Big Mac, de 62 años. El oriundo de Wiesbaden, Alemania, pero nacionalizado estadounidense, cuenta con un envidiable palmarés: obtuvo 77 títulos (siete fueron Grand Slams: tres Wimbledon y cuatro US Open) y fue N°1 del ranking en singles durante 170 semanas.

“Un poco decidí venir para terminar de recargar energías, sumar buena onda y hacer esta etapa final de la recuperación. Obviamente el año que viene venir, no sé si como candidato, como he venido siempre, pero por lo menos como jugador y ser protagonista de nuevo”, le explicó a ESPN en la previa a este compromiso.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here