Compartir

Algunos fanáticos chinos de la NBA han solicitado un reembolso de su suscripción al proveedor exclusivo de los servicios de streaming Tencent en medio de una creciente discusión sobre la libertad de expresión, una medida que podría causar problemas financieros a esta firma.

Tencent Holdings había renovado vínculo con la liga estadounidense de baloncesto en julio, asegurándose los derechos para transmitir sus partidos en China, un mercado con un estimado de 500 millones de fanáticos. Pero esta empresa, que también está detrás de la famosa aplicación WeChat, ahora puede convertirse en una víctima de la creciente disputa provocada por un tweet de Daryl Morey, gerente general de los Houston Rockets, quien expresó su apoyo a las protestas de Hong Kong en las redes sociales.

Eso provocó un revuelo importante en China, al punto que Tencent primero suspendió la transmisión de los partidos de los Rockets pero luego también confirmó que iba a dejar de transmitir toda la pretemporada a raíz de que Adam Silver, comisionado de la NBA, expresó su apoyo a la “libertad de expresión política” de Morey.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here