Compartir

El finlandés desobedeció la orden del equipo y quiso quedarse con el mejor giro, que otorga un punto extra. El inglés tuvo que hacer una detención no planificada y pudo conseguirlo, pero el clima interno es cada vez más difícil. Sería un hecho que Russell ocupará el lugar de Valtteri en 2022

Fue un duro domingo para Mercedes en el Gran Premio de los Países Bajos de la Fórmula 1 donde venció Max Verstappen (Red Bull). La escudería alemana perdió la punta del Campeonato Mundial de Conductores a manos del corredor neerlandés y encima tuvo otra polémica con Valtteri Bottas, que es elocuente que en 2022 no seguirá con el equipo. Quedó reflejado con su rebeldía en el final donde obligó una inesperada detención en boxes de su compañero, Lewis Hamilton.

En las últimas diez vueltas Hamilton perdió ritmo con su Mercedes debido al desgaste en las gomas del compuesto medio, que puso en la vuelta 40ª. Al ver trunco sus intentos por acercarse a Verstappen y poder pelear por la victoria, la puesta del inglés fue al menos conseguir el punto extra por marcar el récord de vuelta.

Sin embargo, en el giro 70º, su compañero, Bottas, que tenía caucho más fresco, fue por ese crono desobedeciendo la orden del equipo Mercedes. Esto obligó a otra parada de Hamilton en los boxes en la penúltima ronda para poner gomas nueva y quedarse con el récord de vuelta, que logró conseguir en el final de la competencia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here