Compartir

El Xeneize pone primera en el Predio de Ezeiza pensando en el primer compromiso importante de la agenda: los octavos de la Libertadores ante Atlético Mineiro

Masticando bronca por la eliminación en las semifinales de la Copa de la Liga Profesional, Miguel Ángel Russo se abrazó al parate que le permitió descansar al plantel de Boca tras la frustración contra Racing. El entrenador xeneize aseguró que el balance del semestre fue positivo y no quiso anticiparse a dar nombres sobre los refuerzos que ya le había solicitado al Consejo de Fútbol y empezaron a llegar durante el receso. Hoy se retomará la actividad en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza y habrá caras nuevas, varias bajas y expectativa renovada.

Fueron 17 días libres para los futbolistas boquenses, aunque algunos decidieron anticiparse al arranque de la pretemporada y trabajaron en Ezeiza desde hace algunos días. El primero fue Marcos Rojo, quien optimizó su rehabilitación tras un desgarro de aductor que lo marginó de los últimos compromisos. A él lo siguió Marcelo Weigandt, uno de los refuerzos, quien cesó su préstamo en Gimnasia La Plata para volver a la Ribera. A ellos se les sumó el Pulpo González y más tarde los imitaron los juveniles Agustín Almendra, Alan Varela, Cristian Medina, Agustín Sandez, Nicolás Valentini, Renzo Giampaoli, Luis Vázquez, Exequiel Zeballos, Eros Mancuso, Ezequiel Fernández, entre otros.

La segunda cara nueva también se acopló a este grupo hace días: se trata de Nicolás Orsini, a quien el club le compró la totalidad de su pase (el 50% a Lanús en 1.750.000 dólares y la mitad restante a su representante en una cifra que no trascendió). Pero eso no fue todo, ya que en la jornada de ayer fueron presentados formalmente en Brandsen 805 los ex Huracán Esteban Rolón (500 mil dólares por su resición en Parque Patricios) y Norberto Briasco (3,5 millones de dólares por el 80% de su ficha).

Por su parte, se ultiman detalles por las ventas de Esteban Andrada a Rayados de Monterrey (a Boca le ingresarán cerca de 6 millones de dólares limpios por la transferencia) y de Nicolás Capaldo al Salzburgo de Austria (aproximadamente 5 millones de euros entrarán a las arcas de la Ribera). La lista puede ampliarse en los próximos días con Cristian Pavón (buscan una oferta potable desde el exterior) y Gonzalo Maroni, pretendido por varios equipos argentinos y declarado prescindible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here