Compartir

La Selección argentina masculina de vóley sufrió este mediodía una durísima derrota ante Brasil, porque más allá de ser el clásico sudamericano, desperdició una ventaja de 2 sets a 0 para caer en el tie break en su segundo encuentro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La Albiceleste empezó de la mejor manera el partido, pero terminó sucumbiendo ante los vigentes campeones olímpicos con parciales de 19-25, 21-25, 25-16, 25-21 y 16-14 en más de tres horas de juego.

Argentina, que venía de llevarse buenas sensaciones pese a la derrota con Rusia (1-3) en el debut), volverá a presentarse el próximo miércoles a partir de las 2:20 ante Francia, casi obligado a ganar para mantener chances de clasificación.

El partido hay que dividirlo en dos partes, la primera hasta la mitad del cuarto set y el resto hasta el final. Porque Argentina dominó casi a placer, desde la concentración defensiva y sus buenos contragolpes, los dos parciales iniciales por 25-19 y 25-21.

Bruno Lima metió 13 puntos en esos dos primeros sets, para erigirse, junto a Ezequiel Palacios, como las principales figuras dentro de un nivel grupal muy alto.

El entrenador brasileño Renan dio en la tecla para encontrar la reacción de su equipo con el cambio de armador, porque le permitió ganar variantes en el ataque e impulsar una primera reacción, con el triunfo en el parcial por 25-16.

En el cuarto set, Argentina parecía no haber recibido factura de la remontada brasileña y tomó una buena ventaja inicial, pero con un parcial de 7-1 en contra (donde el único punto que logró fue un error de saque verdeamarela) vio como la chance de cerrar el encuentro ahí, se diluía. Pasó del 17-11 arriba, a un 18 iguales, que terminó en el empate global de Brasil en el encuentro.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here