Compartir

La selección de básquet perdió 118-100 ante los europeos, que contaron con un brillante partido del base de 22 años que anotó 48 puntos e igualó la segunda mejor marca olímpica. Además, capturó 11 rebotes y brindó 5 asistencias

El seleccionado argentino masculino de básquetbol cayó esta madrugada con amplitud ante su par de Eslovenia, por 118-100, en el partido inaugural del grupo C de la fase clasificatoria de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El equipo albiceleste, último subcampeón mundial en China 2019, no encontró el ritmo del partido en ningún momento y perdió sin atenuantes ante un rival que exhibió al astro Luka Doncic (Dallas Mavericks) como principal figura, con un saldo de 48 puntos y 11 rebotes (3 ofensivos y 8 defensivos).

“Hoy jugamos mal nosotros y ellos tiene un jugador superlativo, de esos que salen cada 30, 40 ó 50 años. Merecieron la victoria por esta diferencia”, reconoció Luis Scola, quien a sus 41 años sigue siendo la principal alternativa en el ataque. “Hay que mejorar un montón de cosas si queremos ser competitivos. Este sería el mismo análisis si hubiéramos ganado”, afirmó el exjugador de los Houston Rockets, Toronto Raptors e Indiana Pacers de la NBA, que inició la quinta cita olímpica de su carrera. Luifa también estuvo en Atenas 2004, Beijing 2008, Londres 2012 y Rio de Janeiro 2016.

Scola firmó una planilla de 23 unidades (9-14 en dobles, 0-4 en triples, 5-7 en libres), 4 rebotes, una asistencia y una tapa en 27m. Lo siguieron Facundo Campazzo, base de los Denver Nuggets, con 21 tantos, 6 rebotes, 4 pases gol y 3 recuperos, mientras que Gabriel Deck, el alero santiagueño de los Oklahoma City Thunder, terminó con 17 puntos y 8 rebotes.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here