Compartir

El Xeneize no jugó un buen primer tiempo y levantó en el segundo. De todos modos, no logró quebrar el 0-0 y resolverá su futuro en la competencia ante The Strongest. Con la igualdad, su rival avanzó de ronda

Después de la euforia por eliminar a River de la Copa de la Liga, Boca no jugó un buen partido ante Barcelona de Guayaquil, más allá de que con los cambios mejoró en el segundo tiempo. En consecuencia, empató 0-0 y deberá resolver en la última fecha de la fase de grupos el pasaje a los octavos de final de la Libertadores. Los ecuatorianos, con 10 unidades, se convirtieron en los primeros clasificados de la Zona C.

El elenco conducido por Fabián Bustos sorprendió plantándose de igual a igual y buscando presionar la salida de Boca. Así, incomodó al Xeneize y a partir de recuperaciones en campo rival o desde los ataques por las bandas (sobre todo por la derecha), lastimó.

A los 8 minutos, una entrada de Damián Díaz forzó la atajada de Andrada a una mano. A los 10, el intento de Hoyos se marchó desviado. Boca, mientras tanto, sufrió el bloqueo a sus volantes, por lo que muchas veces se vio obligado a saltar líneas y dependió de que sus velocistas pudieran correr, del desequilibrio individual, sobre todo de Villa.

A los 28 minutos, la visita volvió a llegar a fondo: Pineida, de mediavuelta, provocó que Andrada volara hacia su derecha para desviar al córner. Y a los 36, Hoyos abrió para el Kitu Díaz, al que el control se le fue algo largo y remató ancho. Dichas acciones no hicieron más que certificar que las mejores jugadas de riesgo pertenecieron a Barcelona. El ex enlace de Rosario Central y Boca incluso tuvo un mano a mano: intentó gambetear al arquero, pero su intento salió desviado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here